Quiero creer que en este blog tenemos muchos lectores con espíritu joven o padres de familia que vieron con sus hijos películas orientadas hacia los niños, una de esas fue la de Disney Pixar, WALL-E que cuenta de un robot de limpieza que se quedó solo en el mundo luego del éxodo de la humanidad por las pésimas condiciones en las que dejaron el planeta por la contaminación y excesos, si me apuran nada alejado de la realidad.

Rinspeed XchangE Concept

En la mitad de dicha cinta podemos ver a la humanidad que vive en una nave espacial errante, la cual es controlada por las máquinas y le da de comer literalmente en la boca a los humanos que han perdido toda capacidad de interrelacionarse y se han convertido en unos gordos inútiles movidos por sillas flotantes.

BMWSe preguntará a ¿qué viene todo esto? Y la respuesta va encaminada a la inminente llegada de las tecnologías de conducción autónoma, sí, simplemente subirnos a nuestro auto y que nos lleve de forma automática a nuestro destino, esto tiene puntos a favor y en contra. Para el año 2030 ya se venderán un alto porcentaje de autos equipados con esta tecnología, y para el 2050 el parque vehicular estará conformado por más del 90% de vehículos autónomos.

Esto no lo invento yo, sino es un estudio de la empresa estadounidense IHS Automotive que se especializa en realizar proyecciones. Este mismo estudio considera que en ese periodo de tiempo, 35 años, el desarrollo tecnológico avanzará tanto que la tecnología que permite la conducción autónoma tendrá una precio accesible para las masas de compradores.

En el presente ya existen muchas marcas que se encuentran estudiando la conducción autónoma y se encuentran muy avanzadas. Armadoras como Nissan, BMW, Volvo o Audi e incluso empresas orientadas hacia la tecnología como Google y Bosch ya cuentan con unidades de prueba, y en el mercado ya existen opciones que constituyen los primeros pasos de esta tecnología como Mercedes-Benz e incluso Chrysler.

¿Cómo funciona la conducción autónoma?

El funcionamiento es relativamente sencillo, algunas marcas ya cuentan con sensores de proximidad y perimetrales, que ya trabajan en conjunto con los controles de tracción y frenos, actuando de manera independiente al conductor.  Por ejemplo, si vamos en carretera y al frente va un coche en nuestro mismo carril y la computadora determina que puede existir un riesgo de colisión, nos mandará una alerta sonora o incluso frenará de forma automática.

Volvo
Estos sensores trabajan de la misma manera hacia los costados si se tienen autos en los puntos ciegos del conductor las alertas sonarán, además las cámaras delanteras literalmente pueden ir leyendo las líneas de la carretera y nosotros solo debemos preocuparnos por acelerar y la unidad dará vuelta sola, claro es importante que las líneas estén bien claras y que no sea una curva muy cerrada, esto que les comento lo trae la nueva Jeep Cherokee en la versión Trailhawk.

En pasados meses este tipo de desarrollados ha tomado protagonismo, primero BMW con un Serie 4 que tenía la capacidad de hacer drifting (y bien realizado) sin necesidad de las manos de un humano y hace unos días Audi puso en la pista de Hockenheim un auto que dio la vuelta al circuito en solitario sin pasajero alguno, mientras que en Hannover durante una importante exposición del mundo de los camiones, Mercedez-Benz mostró su tractocamión con la opción de conducción autónoma.

Audi RS 7 Concept

Mercedes-Benz Future Truck 2025

Los beneficios

Imagine un día ordinario en el que salé alrededor de las 7 AM hacia su trabajo, en el trayecto en una ciudad grande con mucho tránsito usted puede perder más de una hora, misma que podría ser productiva mientras el coche le lleva a su oficina. Estos sistemas eliminarían el principal problema que genera los embotellamientos, que es el humano, en general un retraso es causado por un accidente por alcance en la parte trasera que retrasa todo, y no faltan los conductores distraídos que no se dan cuenta que los de adelante ya avanzaron o que se detienen a ver algo en el entorno, las computadoras no harían nada de eso (o no deberían) por lo que el flujo sería constante.

Además estos sistemas mantendrían una distancia de seguridad y de paso planearían una ruta adecuada para optimizar el tiempo, ya que en teoría todos los autos estarían intercomunicados y por ejemplo si en un punto existiera alguna eventualidad, los autos cercanos “avisarían” a los que vienen para evitar el punto.

De hecho los fabricantes suizos de Rinspeed crearon un prototipo de vehículo autónomo y además un conjunto de soluciones, ya que el auto no sería realmente propiedad de una persona sino que se estarían moviendo por la ciudad, así en la mañana al estar preparándose para salir hacia el trabajo podría pedir el auto mediante su teléfono, y así el más cercano a usted pasaría con otras personas que vayan en la misna, privilegiando así el compartir un auto, un problema que aqueja a las grandes ciudades donde podemos ver grandes camionetas con una sola persona.

Bosch

El problema

Realmente el gran reto de todo esto sería, la infraestructura de comunicación entre los autos y claro, los autos mismos que comiencen a ganar popularidad con precios competitivos y ya hemos visto que a diferencia de los primeros autos eléctrico. Los vehículos de conducción autónoma no son feos visualmente, bueno sin contar al que presentó Google, que para ser tan inteligente tiene una “cara” de tonto.

Google X

Lo triste

Tal vez este es el punto más complicado, para los de cierta generación, simplemente póngase a pensar como fue el cambio de los grandes muscle cars a los motores pequeños y turbo del presente, las cajas de cambio manuales en plena extinción, un manejo deportivo desvirtuado por la electrónica, autos grandes por vehículos pequeños, etc., sí, ya se dio cuenta afecta principalmente a los puristas del manejo, que estaremos reacios a subirnos a un auto que nos lleve, dejando el eslogan de BMW de “El Placer de Conducir” como un mero recuerdo romántico.

Manejo real

Pero la generación presente es el mercado del futuro y son aquellos de los gadgets y tecnología que buscan “optimizar” todo el tiempo que puedan gracias a sus accesorios, siendo eso en lo que se convertirán los autos del futuro un accesorio para moverse.

Ese futuro nos alcanzará, nos guste o no, así que si a usted le gusta manejar hágalo lo más posible para que en el futuro pueda decir con toda razón, “en mis tiempos manejábamos los coches y gastábamos gasolina”.

The post Conducción autónoma.- Cuando pasamos de conductores a pasajeros en nuestro auto appeared first on BioMecánico.