Una de las joyas presentadas en el festival de la velocidad de Goodwood fue el Aston Martin Vantage GT12 Roadster, un modelo que lleva al extremo las prestaciones y el precio de este modelo, si bien no se menciona cuánto costó esta preparación, solo basta imaginar que alguna persona con mucho dinero pidió a Aston Martin este modelo y la marca lo creo, ¿cualquier cosa no?

Aston Martin llevó a un nuevo nivel su Vantage con la versión GT3, misma que causó que Porsche pidiera que se revisara ese nombre y en poco tiempo se modificó a GT12 aunque para ese modelo solo se crearon 100 unidades, con mejoras en el aparatado aerodinámico y mecánico.

Aston Martin Vantage GT12 Roadster

Aston Martin Vantage GT12 Roadster. Texto: Ricardo Silverio

Y bueno, ahora imaginemos que o tenemos ya un Vantage GT12 o ya no alcanzamos uno de los 100 originales, pero si tenemos mucho dinero y estamos encaprichados con el modelo, pero como ya existen 100 queremos algo especial, así que pedimos la misma base del auto pero convertible. Tal vez ese fue el pensar del dueño y el resultado es realmente impactante.

El Aston Martin Vantage GT12 Roadster cuenta con nuevos paneles en fibra de carbón así como elementos de la carrocería por lo que el peso disminuye, el paquete aerodinámico es específico para el modelo y se mejoró la rigidez estructural requerida por la pérdida del techo así como un nuevo ángulo del parabrisas. Al interior acabados a pedido con muy buen gusto y tonos sobrios.

Pero más allá del diseño que es muy atractivo queda imaginar cómo pueden ser la combinación de un bloque V12 de seis litros atmosférico que desarrolla 600 hp y un techo abatible, el bramido debe ser una experiencia muy excitante.