Posiblemente usted no conozca la marca Alpina, ya que esta denominación comenzó como una casa de modificaciones que se especializó en BMW desde los lejanos años de 1965. En este tiempo Alpina se ha ganado el poder matricular sus modelos como propios, donde los cambios siempre apuntan al apartado mecánico, respetando la parte visual, y así es este nuevo Alpina B7 XDrive que toma como base al nuevo BMW Serie 7, 750i xDrive.

Estéticamente las cosas apenas cambian, ya que incorpora un discreto juego de faldones y fascia, misma que integra una nueva parrilla. La parte media mantiene los “riñones” clásicos de BMW pero en este caso se mejora la entrada de aire para el motor. Atrás monta nuevas salidas de escape y tendrá dos colores específicos, verde y azul metalizados, algo ya clásico de Alpina.

Alpina B7 xDrive

Alpina B7 xDrive. Foto: Alpina

Las mejoras que se incorporan al Alpina B7 XDrive en la sobrealimentación llevan al bloque V8 biturbo de serie de 450 hp hasta los 600 hp y un par motor de 800 Nm, mismos que están disponibles desde las 3.000 revoluciones. Este incremento también se logra por el nuevo sistema de escape, intercooler y pistones reforzados.

Con estos datos el Alpina B7 XDrive puede tener una velocidad de 310 km/hr y una aceleración de 0 a 100 en 3.6 segundos. Estas nuevas especificaciones han requerido que Alpina modifique el sistema de suspensión, frenos y barras estabilizadoras activas.

Estos modelos por lo regular no llegan a todos los mercados pero nos indica como siempre se puede llevar a un nuevo nivel un modelo de serie y en este caso con todo el respaldo de una marca.