El 4C Alfa Romeo hizo su primera aparición como concepto en 2011, iniciando su comercialización en el 2013, con una edición limitada a 1,000 unidades la “Launch Edition”.

Alfa Romeo 4C

Alfa Romeo 4C. Foto: 2015 nivel-C ® | Alejandro Rivas


Aquel primer modelo también llegó con un punto que causó una extraña controversia ya que si bien el auto había sido bien recibido, su juego de luces, que parecían evocar a las de una araña” no fueron del todo bien aceptadas, por ello las siguientes entregas fueron dotadas de nuevos faros, aunque si a usted le gustaba la forma “arácnida”, la siguen teniendo como opción.

El antecesor inmediato del 4C es el espectacular 8C Competizione, presentado en el Salón de Frankfurt del 2003; se trata de un Gran Turismo de altas prestaciones pero de corta vida (2007-2010) con versiones cerrada y convertible.

El desarrollo del 4C Alfa Romeo fue un proyecto en el que Maserati, otra marca del Grupo FCA (Fiat-Chrysler Automobiles) jugó un papel muy importante. En este proyecto se combinaron entonces dos grandes fuerzas por un lado las capacidades de diseño de Alfa Romeo y el otro, las de producción de Maserati. Fruto de este trabajo conjunto es el chasis, que es un monocasco de fibra de carbón, material que está presente en muchos otros elementos del auto, y gracias a esto el 4C Alfa Romeo pasa por la báscula y presume 850 kg.

En el apartado mecánico el 4C no requiere de grandes motores o turbos, el equilibrio que los ingenieros lograron entre el peso y la potencia así como su repartición entre la parte frontal y la posterior prácticamente perfecta. Algo así como lo que ha logrado el casi eterno Lotus Elise, aunque en el caso de Alfa Romeo se han ocupado por ofrecer un producto con acabados Premium, que vemos bien en la cabina que combina la elegancia que apreciamos con las vestiduras en piel y la ruda deportividad de la fibra de carbón.

El 4C cuenta con un motor 1,750cc de 4 cilindros en línea de inyección directa con sobrealimentación por turbo. Este bloque permite al modelo llegar hasta los 240 hp y un par motor de 350 Nm que mueven con soltura a este esbelto auto. Cabe señalar que contamos con un 80% del par motor desde las 1,700 revoluciones por minuto. La caja de cambios asociada a lo anterior es una secuencial de seis pasos.

Alfa Romeo 4C

Alfa Romeo 4C. Foto: 2015 nivel-C ® | Alejandro Rivas

Como podemos imaginarnos cuenta con una importante carga electrónica de gestión de manejo donde el sistema DNA de la marca entra en acción, o lo que es lo mismo son los modos de conducción que cambian totalmente los parámetros de manejo a voluntad del conductor. Estos modos ya los pudimos ver en el Alfa Romeo MiTo que probamos recientemente y son:

  • (D) Dynamic permite un manejo más deportivo con mayor entrega de potencia y una gestión dinámica de la caja de cambios y los pasos de la caja de cambios
  • (N) Natural, que como su nombre lo indica podrían ser el modo para la ciudad en el uso diario
  • (A) All Weather, donde la entrega de potencia es suave y las ayudas electrónicas están al 100%

En el caso del 4C Alfa Romeo ofrece un nivel más, denominado Alfa Race donde la simple pulsación de un botón pone a disposición de la sensibilidad del piloto todo el poder de este biplaza, desconectando por supuesto todas las asistencias, lo que lo convierte en el modo ideal para conducir en un circuito.

Como podrán darse cuenta no tocamos el punto del diseño y es que ese se lo queremos dejar a usted, las imágenes y video valen más que mil palabras y aquí en nivel-C les preparamos una excelente colección, que la disfruten.