En el Festival de la velocidad de Goodwood no podían faltar las motocicletas, mismas que también cuentan con historias muy ricas y han servido en el presente para ser la base de preparaciones de competencia o estéticas y claro, no han escapado a la ola eléctrica, apuntando a un futuro sin combustible. Primero les mostramos los autos y ahora toca el turno a las dos ruedas.